Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4 junio 2012

Hay una frase de Steve Jobs que leí hace un tiempo y ayer llegó nuevamente a mis ojos, en un momento particular de mi vida; la frase dice así:

 “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querrìa hacer lo que voy a hacer hoy?. Y si la respuesta era no durante demasiados días seguidos, sabìa que necesitaba cambiar algo”.

Hace tiempo, estando yo embarazada, existía en mí un replanteo constante respecto a qué hacer con mi trabajo. Ahora que fui madre hace 3,5 meses este planteo surge con màs fuerza cual volcán a punto de estallar. Me gusta en cierta manera mi trabajo y la empresa en la cual trabajo, sin embargo, si me preguntara “¿quería hacer lo que voy a hacer hoy?” creo que mi respuesta sería un NO. Cuando renunciè a mi trabajo anterior me había dicho que no volvería a trabajar en relación de dependencia….atada a horarios estrictos y a lugares en los cuales a la larga terminaba cayendo en una especie de “chatura” laboral que me producìa un aburrimiento total y una desmotivación total para mover mis pies hacia el lugar de trabajo. Y acà estoy, envuelta nuevamente en una relación de dependencia que me desanima, me aburre y sólo me plantea desafíos hasta cierto punto.

Sucedió que no me lo esperaba y me habían llamado para un puesto, que en su momento era interesante ya sea en tanto a la propuesta de trabajo como a la propuesta econòmica, que caí en la tentación y acepté. Este es ya mi 2º año en la empresa y si bien la empresa me agrada, estoy comenzando a sentir esa “chatura” que me desmotiva….y no sé si esta vez quiero caer en las mil y una conversaciones con mi jefe para sacar de transparencia ésto que siento y ver si hay posibilidades de un rediseño de mi puesto.

Me gusta de trabajar en relación de dependencia la “seguridad” (hasta que puede suceder que te digan “chau”) que tenes a fin de mes, que te permite realizar otras cosas…..pero creo que ya llegué a un punto en mi vida que eso no me es suficiente. Hoy por hoy tengo un hijo al cual quiero ver crecer, tener la oportunidad de compartir tiempo con él…no sólo por él sino también por mí. Suelo escuchar las experiencias de otras madres y escucho ésto de estar constantemente pensando o deseando que las cosas fueran distintas y no “tener” que trabajar en una empresa con horarios tan extensos de jornada laboral. Pero sinceramente no es una decisión fácil de tomar…por dentro sé que implicaría una etapa de pasar por ciertos sacrificios y restricciones…y miedo a transitar por una nueva etapa de incertidumbre….pero ahora enrolarme en una etapa de una calidad de vida diferente me tienta, me llama.

Read Full Post »